Nuestra Historia

LA HISTORIA DETRÁS DE LA MAGIA

text-una-taza
El escritorio del filósofo estaba repleto de textos para estudiar y no tenía mucho tiempo para cubrir la materia. Cada vez que estaba sometido a presión, recordaba las palabras de su abuela de más de noventa años: “una taza de té relaja el cuerpo y levanta el espíritu”. Pasaron los años y el filósofo comenzó su primer proyecto: un tea house al que quería convertir en el Starbucks del té. La idea era buena, pero diversas circunstancias hicieron que el proyecto fracasara. Quebrado y desalentado el filósofo se refugió unos meses en la casa de su abuela.

Un día su abuela notó que estaba muy nervioso. Fue a la cocina y volvió con una tetera de vidrio transparente con hojas tiernas de té negro y una taza. El espectáculo lo asombró: las hojas se abrían lentamente, los aceites esenciales tomaban formas azarosas y el aroma comenzaba a tocar intensamente su olfato. Poco a poco, el agua comenzó a teñirse. Fue entonces cuando tuvo una epifanía: las hojas le traían un nuevo desafío, debía llevar la experiencia del té en hoja a todas las personas. Mientras caminaba por las calles de la ciudad notó que no había té en hojas y de calidad en ningún lugar. Buscó y buscó pero no pudo encontrar más que tiendas especializadas, muy costosas. Y las bolsitas de té simplemente no eran suficientes. Para el filósofo el té en hoja debía ser accesible para todos y en cualquier lugar.

Después de meses dio con la idea de un exclusivo infusor cónico que permitiera disfrutar de la belleza del color del té, sentir su aroma y que tuviera suficiente espacio para que las hojas se expandan y otorguen el mejor sabor. Ese fue el comienzo de una empresa única en su tipo que equilibra una preparación casi artesanal del té en hojas y el arte en una singular experiencia estética.

Ilustraciones por Macarena Salinas, talentosa amante del té.